ASIENTO VACÍO

Reportaje a Virginia Di Nardo

4845

Trabajando a partir de un cuento –“La composición” de Silvia Schujer- alumnxs de un quinto año de la Secundaria 10 de Avellaneda, emprendieron el desafío de producir un corto que coloca la demanda de Memoria, Verdad y Justicia en un primer plano.  Virginia Di Nardo, profesora de Lengua y Literatura, cuenta a Siete3siete el desarrollo del proyecto.

Siete3siete: ¿Cómo se inicia este proyecto?

Virginia Di Nardo: Todo arrancó el año pasado a propósito del 24 de marzo. En el diseño curricular de la secundaria superior trabajamos con cosmovisiones. En quinto año, toca la cosmovisión realista. A propósito de la Democracia, los cuentos que sugerí para trabajar eran los que estaban más vinculados con la Dictadura Militar. Primero vimos la parte histórica, a partir de libros y videos charlamos mucho. Es un grupo muy ávido, les gusta el debate, quieren saber, quieren aprender. Luego leímos como diez cuentos, se comentaban, preguntaban, se hizo de manera grupal y después un trabajo escrito. También trabajamos con la tecnología. Los debates no quedaron circunscriptos en la literatura, sino que como el tema de la Dictadura también lo tomaban en otras materias, traían lo que allí veían, entonces el intercambio era más sustancioso. Se me ocurrió, ya que en ese curso hay algunxs que estudian teatro, ¿por qué no hacer un corto? Les encantó la idea. Querían actuar lxs que ya actuaban y lxs que nunca habían actuado.

Los debates no quedaron circunscriptos en la literatura, sino que como el tema de la Dictadura también lo tomaban en otras materias, traían lo que allí veían, entonces el intercambio era más sustancioso

Siete3siete: ¿Cómo lo encaraste?

V. D.N.: Había que pensar, dentro del tema democracia, qué texto elegir o armar uno nosotrxs. Un chico conocía el texto de Silvia Schujer “La composición” y propuso que fuera el disparador para nuestro propio trabajo. Me encantó. Silvia Schujer, a quien recomiendo como escritora, es autora de literatura infantil, pero este cuento lo escribió en el año 1977. Es de dos hermanitas a quienes les secuestran la mamá y el papá, y una de ellas, con motivo de tener que escribir una composición, le cuenta a la maestra lo sucedido.

Siete3siete: ¿Adaptaron el cuento?

V. D.N.: Nuestro corto se llama “Asiento vacío”; la palabra “vacío” es lo que más les llamó la atención en esta historia de las dos nenas. A partir de ahí se fue armando una historia. Abrieron un drive y fueron escribiendo todxs, se fue y vino, se arregló varias veces, hasta que se logró tener la historia. Fue un proceso larguísimo de escritura. Después hubo que trabajar con el guión. Trabajamos la parte teórica, yo expliqué qué era el guion y cómo se hace, y expliqué también el tema de la cámara y los planos. De ahí se hizo la escritura del guión. Tenía siete escenas enmarcadas en la escuela, pero en aquellos años.

Siete3siete: ¿Cómo fue el proceso?

V. D.N.: Se eligieron los personajes y para la grabación colaboró todo el mundo, por ejemplo nos prestaron guardapolvos. El que ayudó mucho en toda esta parte práctica, fue el chico que estudia teatro. Una de las chicas manejaba la cámara -tiene un celular un poquito más moderno- y él iba diciendo cómo se tenía que poner: tomas de arriba, de abajo, plano picado, plano contrapicado, todo lo que habían aprendido en la parte teórica. Las escenas se subieron a otro drive, y si no gustaban, había que grabar de vuelta. Para grabar se usó la escuela. Una escena que transcurría en una casa, se filmó en la cocina de la escuela.

El chico que desaparece, cuando sale de la escuela lo espera un auto que lo secuestra. Ese auto iba a ser un Falcon. El abuelo de uno de los chicos, tiene un Falcon y lo ofreció. Claro, se ve que ese auto es muy viejito y cuando teníamos que filmar esa escena estaba en el taller mecánico. Y lo hicimos con otro auto que otro papá ofreció. Después otro de los chicos dijo “yo tengo un programa” y lo editó con otro compañero.

Si bien fue un trabajo de la escuela, no quedó en la escuela, las familias participaron mucho. Me encantó que estuvieran al tanto, participaran del guión, sugirieran ideas… Colegas también sugirieron ideas

Siete3siete: ¿Se involucraron las familias?

V. D.N.: Si bien fue un trabajo de la escuela, no quedó en la escuela, las familias participaron mucho. Me encantó que estuvieran al tanto, participaran del guión, sugirieran ideas… Colegas también sugirieron ideas. Como había que situarse en aquella época, una profesora nos ayudó con comentarios como “miren que en aquella época eso no se estilaba, piensen en el tema del guardapolvo…”. Por eso el corto tiene algunos rasgos de esa época. Fue muy lindo ver todas estas redes que se tejieron. Incluso el día de la muestra, el chico que era secuestrado, que deja el asiento vacío, contó que hicieron esa escena en la calle y que hubo vecinos que se acercaron a ofrecer ayuda. Decía: “Yo no puedo creer que la gente es tan solidaria”. Hicimos primero un preestreno, donde no dejaron entrar a nadie, y vimos que se pudo hacer todo según estaba en el guión y tal cual lo tenían ellos en su cabeza. Y el final del video, que no lo quiero contar, es muy emotivo. Entendieron lo que fue la Dictadura, lo que es la lucha, y la verdad que me quedé muy emocionada.

Siete3siete: ¿Qué te deja este proyecto?

V. D.N.: Me encantó acompañar a los chicos en una propuesta distinta. Porque hacer un corto, si bien no es fácil, se puede hacer. Yo hice un curso en la plataforma del INFOD que trataba de cine y literatura, y realmente me dio los medios para hacer este tipo de proyectos. Me gustó que lxs chicxs se pudieran expresar, que cada unx cumpliera con su rol -unx que filma, otrx que actúa, otrx que dirige- y que todxs pudieran poner su punto de vista. Y que también intervinieran otras áreas, poniendo lo de Memoria, Verdad y Justicia en primer plano. Soy una trabajadora, me encanta la educación pública, amo la literatura y me gusta mucho lo que hago, así que le pongo pasión.

María Virginia Di Nardo es profesora de Literatura . Prologó el libro Desde el alma, un diálogo diferente de Susana Barbato. Expositora en jornadas pedagógicas y en la Feria Internacional del libro. Actualmente se desempeña como profesora de Literatura en el nivel medio en escuelas de Avellaneda y en el nivel superior en Berazategui.