SIN ESCUELA PÚBLICA EN EL BARRIO, NO HAY BARRIO

Reportaje a Sandra Pereyra y Georgina Fruchter

9680

La escuela pública del barrio cumplía 75 años. La idea de celebrarlo con una Revista Digital que diera cuenta de su historia dio pie a un movilizante trabajo de recuperar voces y anécdotas de tres generaciones de vecinos que han dado vida a sus aulas. Sandra Pereyra, Vicedirectora de la Escuela Primaria N° 4 de Ituzaingó, y Georgina Fruchter, la Bibliotecaria, relatan el proceso de construcción de la Revista enmarcado en el trabajo institucional sobre los 40 años de Democracia.

Siete3siete: ¿Cómo surge este proyecto?

Sandra Pereyra: Nuestra escuela cumplió 75 años y nos planteamos cómo mostrar todo lo que se hizo y todo lo que se hace aquí. Es una escuela de barrio donde yo, como otras maestras, fuimos alumnas; tenemos abuelxs de nuestrxs alumnxs que han venido aquí, y si no fue el abuelo fue el papá o la tía o alguien de la familia que vino. Nuestra bibliotecaria, Georgina, me dijo “armemos una revista digital”. Así que juntas nos sentamos y pensamos un primer bosquejo de qué queríamos mostrar. Una idea fue pedir en el barrio recuerdos de la escuela. Se armaron mails pero además ella salió por los negocios a preguntar si tenían historias, libros, fotos u otros materiales. Se pedía compartir cualquier anécdota del paso por la escuela o del vínculo con la escuela. Luego surgieron varias ideas, como hacerles una nota a varias maestras y exalumnas que habían venido; la entrevista la hicieron lxs nenxs de primero; esas exalumnas se encontraron con sus maestras acá y entonces hicimos la foto juntas. Vino también una docente que a la vez es mamá de una docente de la escuela que ya se jubila. Y tenemos una nota a Tania, la señora del quiosco, que también fue alumna, compañera mía en la escuela, que todos la conocen. Había muchas cosas, muchas anécdotas de otras personas para poner, pero no llegamos con el tiempo, y además tuvimos que seleccionar por el tema del espacio.

Click para ver la revista

Una idea fue pedir en el barrio recuerdos de la escuela. Se armaron mails pero además ella salió por los negocios a preguntar si tenían historias, libros, fotos u otros materiales. Se pedía compartir cualquier anécdota del paso por la escuela o del vínculo con la escuela

Siete3siete ¿Cómo lo fueron trabajando con lxs alumnxs?

Georgina Fruchter: Por ejemplo, una de las notas la hicieron lxs chicxs de tercer grado y hubo una propuesta didáctica específica, que llevó adelante la seño de tercero. Trabajó entrevistas, el modo de hacerlo para que no se repitan las preguntas. etc. Primero lo hicieron entre ellxs, en el aula. Tenían que pensar las preguntas que se hacían, después las iban modificando para no ser reiterativos, cuándo era pregunta cuándo era una opinión, los verbos, etc. Bueno, se trabajó mucho previamente y la verdad que fue una entrevista muy profunda, porque incluso se hicieron preguntas que no estaban planificadas. No lo habíamos hecho nunca con un una persona ajena a la escuela y encima era la mamá de la seño.

S. P.: Con primer grado, la seño trabajó primero anécdotas de las familias y con las fotos, porque son mamás más jóvenes y tenían fotos de la escuela; lxs chicxs buscaban dónde estaba la mamá… Se pudo ver cómo era la escuela, que no ha cambiado mucho en su estructura. Se trabajó con dibujos y con los nombres propios.

G. F.: Trabajaron mucho con la identidad de la escuela, su historia y quiénes somos hoy como escuela. Como todo, obviamente, no se podía mostrar en la revista -que apuntaba más que nada a recuperar la historia de la escuela y anécdotas de gente que pasó por aquí- lo fuerte del trabajo de lxs chicxs se volcó en el patio interno donde se colgaron láminas y distintos portadores de texto con el trabajo puntual de cada grado.

Georgina también hizo un video institucional. Todo este proyecto lo atravesamos con Democracia, como eje transversal. Imaginate una trayectoria de 75 años, ¡todas las rupturas que hubo en nuestra democracia!

S. P.: Georgina también hizo un video institucional. Todo este proyecto lo atravesamos con Democracia, como eje transversal. Imaginate una trayectoria de 75 años, ¡todas las rupturas que hubo en nuestra democracia! Esto estuvo trabajado especialmente con lxs chicxs de sexto. Unx entraba a la escuela y lo primero que se veía era la Pirámide de Mayo y los pañuelos de las Madres. Eso fue el disparador, en marzo, para empezar a trabajar el tema Democracia y luego se fue articulando con los 75 años de la escuela. Fotos antiguas en blanco y negro nos muestran a la iglesia dentro de la escuela -el cura bendiciendo la escuela- que era una caballeriza; la historia de la escuela empieza ahí. El trabajo va a terminar en la muestra de fin de año. Se investigó mucho. Para nosotrxs fue muy interesante el recorrido porque no sabíamos dónde nos estábamos embarcando y salió un gran proyecto. Se sigue trabajando y ahora, con los nuevos libros que llegaron, vamos a ampliar el tema de Democracia.

Siete3siete: ¿Cómo ha sido la repercusión en las familias?

G. F.: Ha sido un proceso muy lindo porque por aquí han pasado varias generaciones, quizás ya es una tercera generación que viene a la escuela. Entonces hay muchos recuerdos. Empezó a circular toda esa información y fue muy emotivo y muy enriquecedor para todxs.

S. P.: Hasta el día de la fiesta -donde teníamos la calle cortada- llegaba gente con fotos  o se acercaba a contar una historia. Habló la mamá de un nene de primer grado que fue alumna y que su suegro también había sido alumno y que le había contado muchas cosas sobre cómo fue creciendo la escuela desde salir de una caballeriza a tener esta escuela, que ahora también está en obra. Vamos buscando siempre que esté mejor para lxs 500 pibxs que hoy tenemos. No es una comunidad chiquita pero es una comunidad donde uno se siente que está en el barrio. O será que yo soy del barrio… Nosotrxs quisimos celebrar, pero no quedarnos en la ortodoxia de una fiesta tradicional. Participamos a todxs lxs que hay que participar, obviamente, pero se habló poco y se bailó mucho.

La escuela es una parte muy importante de la comunidad. Y no solamente por su labor pedagógica. La gente es parte y la intención es estar abiertos a que sigan siendo parte, porque así nos nutrimos y crecemos

Siete3siete: Desde su experiencia trabajando aquí, ¿cómo piensan el sentido de una escuela pública en un barrio?

S. P.: Si no hay escuela pública en el barrio, no hay barrio. Esta escuela es el barrio, formó parte de la vida de Tania, de la maestra, de lxs ex alumnxs, de mi vida, de la historia de todas estas personas.

G. F.: La escuela es una parte muy importante de la comunidad.  Y no solamente por su labor pedagógica. La gente es parte y la intención es estar abiertos a que sigan siendo parte, porque así nos nutrimos y crecemos.

S. P. : La escuela está abierta siempre. Con mi compañero de equipo, Pablo, estamos siempre. Le pusimos color, le pusimos  movimiento, se expuso todo lo que se recibió estos últimos años, desde libros, mobiliario, baños nuevos (antes había letrinas), el mural hermoso que se hizo en articulación con la Escuela de Educación  Artística y el Jardín 917. Articulamos también con la Escuela 501 porque tenemos muchxs chicxs con integración. La gente se suma al ver movimiento en la escuela; al ver que se abre, las familias vienen. Y así rompés esto que algunxs dicen de que la escuela no funciona. Nosotrxs le ponemos mucha militancia y nos esforzamos para que lxs chicxs vengan a la escuela. Nos seguimos arremangando como hacemos siempre, no sé cómo decirlo de otra manera. Estamos acá y lxs que quieran venir a ver tienen las puertas abiertas, les hacemos un recorrido. Hay mucho trabajo pedagógico, mucho compromiso de las seño y los profes.

Sandra Pereyra
Georgina Fruchter

Sandra Pereyra, vicedirectora. Estudios en el ISFD 108 Morón. Universidad del oeste Trabajé en PNFP. La escuela es un espacio de libertad, dónde los proyectos se hacen realidad trabajando en comunidad.

Georgina Fruchter
Títulos: MG en el ISFD n° 45 «Julio Cortázar»
Bibliotecaria de Instituciones educativas en el ISFT n° 182