DESENMASCARANDO ESTAFAS

Entrevista con Adrián Moreira

5047

Adrián Moreira es docente de matemática en la Escuela Secundaria N° 13 de de Luján. Interesado en desmitificar el aspecto tenebroso que tiene la materia, involucró a sus alumnxs en la investigación, desde las matemáticas, de una problemática que recurrentemente aparece y perjudica a muchísima gente: las “estafas piramidales”. El objetivo era participar en la Feria de Ciencias, pero también concientizar a toda la comunidad sobre estas prácticas fraudulentas.

“La disciplina que enseño siempre parece la más temida o la más rechazada. Y yo un poco me hago cargo de esto, creo que fallamos bastante en el modo de enseñar, no es muy atractivo. Uno tiende a repetir tal como la aprendió: nos ponían un ejercicio en el pizarrón y luego un montón de ejercicios todos iguales y a repetir. Hoy lxs chicxs no son lo mismo que cuando yo iba a la escuela. Eso que repetís lo rechazan y no te dan bolilla. Termino dándoles la razón, están en todo su derecho”.

Buscando otras maneras de trabajar y atraído por la experiencia que ya había tenido en Feria de Ciencias, les propone a sus alumnxs trabajar sobre una problemática real.

“Estábamos viendo función exponencial, haciendo un repaso de lo de quinto con sexto año y les di el ejemplo de que una estafa piramidal era una función exponencial. Lxs chicxs se empezaron a interesar por el tema y comenzaron a investigar qué era una estafa piramidal, cuáles había, etc. Les propuse plantearlo como una problemática con objetivos, hipótesis, etc., y hacerlo como trabajo de investigación. Y salió algo muy bueno. Plantearon que la problemática era la proliferación de estafas piramidales porque estuvieron investigando que a lo largo del tiempo siempre se reproducen y aparecen, no es una problemática actual, viene de muchos años”.

Les propuse plantearlo como una problemática con objetivos, hipótesis, etc., y hacerlo como trabajo de investigación. Y salió algo muy bueno. Plantearon que la problemática era la proliferación de estafas piramidales porque estuvieron investigando que a lo largo del tiempo siempre se reproducen y aparecen, no es una problemática actual, viene de muchos años”

En el camino de definir que el objetivo sería buscar el funcionamiento de estos fraudes y difundir a la sociedad maneras de evitarlos, y planteada la hipótesis que desde las matemáticas se podían explicar estas estafas, algo sucedió en ese grupo que, principios de año, era de los más revoltosos.

“¡Cómo cambiaron cuando empezamos a trabajar con cosas que a ellxs les interesaba! Fue el día y la noche. Empezaron a buscar y a traer información. Había algunxs que no les gustaba mucho lo que es buscar información entonces fueron los que prepararon las láminas y armaron el stand. Iban armando grupos de trabajo según lo que a cada unx le interesaba. La mayor enseñanza que yo me llevo como profe es que “el ojo del amo no siempre engorda al ganado”. Porque para la Feria se eligen dos alumnxs que representan al grupo. Yo ya había puesto el ojo en lxs dos que mejor andaban en matemáticas, pero obviamente lo sometí, como todo lo que hicieron, a la elección de ellxs. Y eligieron a dos compañerxs que nada que ver con lo que yo había pensado. Decidieron que fuera un varón y una chica[1], me encantó ese criterio. Fuimos a la Feria, se involucraron y defendieron muy bien el tema. La alumna termina el año siendo de las más brillantes en matemáticas, antes no lo era”.

Para estxs alumnxs era la primera vez que participaban en Feria de Ciencias y esa fue otra experiencia intensa a transitar.

Con la Subsecretaria de Educación Claudia Bracchi
Con la Subsecretaria de Educación Claudia Bracchi

“En la primera instancia estaban casi descompuestxs de los nervios por tener que pararse adelante de un stand y explicarle a la gente qué es una estafa piramidal, cómo se desarrolla, qué fórmula matemática lo explica, etc. En la segunda instancia -la regional en Las Heras- estaban más sueltxs, y cuando fuimos al Provincial –que fue la última instancia que llegamos- te ponía la piel de gallina ver cómo se paraban delante del stand y explicaban todo el trabajo en clase sin ningún problema. El día de inauguración en Mar del Plata, la Subsecretaria de Educación, Claudia Brachi, pasó caminando y justo se detuvo en nuestro Stand. Lxs chicxs sin saber quién era le empezaron a explicar, yo me fui para atrás, lxs dejé solxs, y cuando terminaron le pedí sacarse una foto con ellxs. Cuando les cuento a lxs chicxs quién era, la alumna me dice “seguro que tiene Instagram, la voy a seguir”. Y a los días Claudia publica fotos y aparece su visita al stand y con la chica explicándole. Así que ella hizo una captura de pantalla y lo publicó en el grupo de la escuela. Hoy ese stand lo exponemos en la escuela cuando hay actos y lxs otrxs chicxs del grupo son quienes explican. Cuando lxs pibes se involucran, es ahí donde aprenden. Lograron entender para qué sirven las fórmulas matemáticas, cómo se comportan, desarrollar el espíritu crítico. A mí me da la sensación de que es por ahí por donde tenemos que ir”.

Cuando lxs pibes se involucran, es ahí donde aprenden. Lograron entender para qué sirven las fórmulas matemáticas, cómo se comportan, desarrollar el espíritu crítico. A mí me da la sensación de que es por ahí por donde tenemos que ir

El proyecto no pasó desapercibido en la escuela.

“Se sumó la profe de comunicación, que les hizo crear un sitio web donde cuentan todo lo investigado; también hicieron podcasts. Y la profe de inglés les hizo investigar la terminología relacionada con inversiones y estafas. Porque en la última parte investigamos inversiones reales e hicimos el modelo matemático de esas inversiones, lo modelizamos con GeoGebra, aprovechando que lxs chicxs recibieron las compus del Conectar Igualdad bonaerense. Con este software de matemáticas modelizaron inversiones reales y compararon con el modelo de las estafas; la profe de inglés trabajó toda esa terminología, que es en gran parte en inglés, e hicieron un padlet que se agregó en la página. Lo que más me gustó es que lxs mismxs chicxs propongan que se haga una Feria de Ciencias en la escuela. Si bien ellxs ya egresan, empezaron a proponer temas para el año que viene con problemáticas reales, y quieren empezar a investigar ahora. Una problemática que empezaron a ver es la del juego virtual, la de los casinos virtuales. Algo empezamos a relevar, pero no llegamos. Lo hablé con los demás profes y coincidimos con que el juego virtual es una bomba de tiempo, no en la escuela sino en la sociedad, una problemática cercana para muchas familias de la escuela. Así que el año que viene pensamos arrancar con esa investigación”. 

El tema de las estafas piramidales, aunque actual, era desconocido para lxs chicxs. La investigación que hicieron tuvo resonancia en las familias.

Al hablarlo en las familias, se enteraron de que hubo familias que habían sido víctimas o que les habían ofrecido entrar a ciertos esquemas. Hubo una chica cuyo novio estaba ya cayendo en la estafa. Esa repercusión por el lado de las familias fue más que interesante, somos una escuela pública de un barrio humilde

“Al hablarlo en las familias, se enteraron de que hubo familias que habían sido víctimas o que les habían ofrecido entrar a ciertos esquemas. Hubo una chica cuyo novio estaba ya cayendo en la estafa. Esa repercusión por el lado de las familias fue más que interesante, somos una escuela pública de un barrio humilde.

¿En qué lo reafirma a Adrián este trabajo?

“La escuela por supuesto tiene que enseñar contenidos -aunque yo estoy medio en contra de la palabra ‘contenido’ porque tenemos alumnxs, no frascos que llenar de contenidos- pero la escuela tiene que generar curiosidad. Lxs alumnxs tienen que aprender a aprender y aprender a ser curiosos”.

Soy Adrián Moreira, tengo 41 años y hace 5 años que soy profesor de matemática en secundaria común y en jóvenes y adultos. También soy electricista e instalador de energías renovables, aunque ya casi no trabajo de ello. Me apasiona la docencia y la matemática.


[1] Gonzalo Bentancor y Aldana Ledesma