UNA HERRAMIENTA PARA POTENCIAR LA FORMACIÓN

Entrevista con Micaela Nappe

813

Micaela Nappe, actual Coordinadora del equipo del Campus Virtual del SUTEBA, nos cuenta cómo se desarrolló una herramienta que se transformó en indispensable para el avance de las acciones de formación y comunicación que se despliegan en todos los territorios de la provincia.

La dimensión de la formación docente y de la construcción de conocimiento pedagógico siempre fue parte del ADN tanto del SUTEBA como de su Secretaría de Educación y Cultura. En el 2014, Damián Ferrari y lxs compañerxs que en ese momento formaban la Secretaría de Cultura y Educación,[1] conducidos por Silvia Almazán, considerando la complejidad territorial de la provincia de Buenos Aires tuvieron la visión de construir un Campus Virtual, en el que las instancias de formación se pudieran dar, o bien completamente virtuales, o bien complementadas por instancias virtuales.

EL Campus como una herramienta de formación política y técnica

Al ser pensado como una herramienta de potenciación de la producción y circulación de conocimientos de los territorios había que tratar de que lxs compañerxs de las Seccionales aprendieran a utilizarlo y que siempre lo pensaran como un complemento de las acciones en territorio. La lógica territorial del sindicato no se perdió nunca. En la presentación como ponencia en un congreso en Entre Ríos, en el año 2016, decíamos: “El SUTEBA, desde su concepción como organización donde los trabajadores de la educación se organizan democráticamente para asumir colectivamente su condición de sujetos de una praxis transformadora, genera espacios, procesos y herramientas desde las cuales los docentes pueden reflexionar colectivamente sobre las acciones que llevan adelante en las aulas, las escuelas y las comunidades, confrontarlas con las reflexiones y las acciones producidas en otros ámbitos sociales y producir desde allí nuevas síntesis conceptuales y nuevas líneas de acción que movilicen y fortalezcan una praxis social de transformación.”[2]

Además, Damián lo había pensado como una cuestión de alfabetización informática para lxs compañerxs de los territorios. Por eso, una de las primeras acciones fue la formación de moderadores, en 2014, antes incluso de que se formara el equipo central. Esos moderadores fueron lxs compañerxs que, en el 2015, a partir del Componente 2 de PNFP en el que las organizaciones podían ofrecer instancias de formación certificadas a nivel nacional, llevaron a cabo el primer curso que el SUTEBA presentó: “Políticas de inclusión, curriculares y de evaluación en debate”. De la mano de Sofía Thisted, que coordinó la creación de contenidos para esos cursos, se desarrolló con casi dos mil docentes cursantes.

En el 2016, con el cambio de gestión, no se pudieron ya certificar, pero los cursos se hicieron igual. El Campus se volvió un espacio siempre presente para sostener las políticas de formación del sindicato. O bien eran sin puntaje, o bien eran en articulación con universidades u otros agentes de certificación, pero el Campus aparecía como una herramienta que permitía el acceso a los materiales en todo el territorio, tanto lxs docentes del conurbano como lxs del interior de la provincia.

en el 2016, con el cambio de gestión, no se pudieron ya certificar, pero los cursos se hicieron igual(…) el Campus aparecía como una herramienta que permitía el acceso a los materiales en todo el territorio, tanto lxs docentes del conurbano como lxs del interior de la provincia.

Otra de las cosas interesantes de ese período, en el que era difícil armar cursos que estuvieran por completo alojados en el Campus, es que se exploró mucho la posibilidad de tenerlo como herramienta de comunicación interna del Sindicato. Todavía no estaban tan instalados los grupos de chat, y el Campus podía funcionar no solo como espacio en el que estuvieran los foros, sino como repositorio y acceso a los materiales. Entonces se armaban aulas de las Secretarías, en las que se podían intercambiar sobre las acciones locales, o bien, acceder a los materiales producidos en Central o en alguna Seccional que quisiera socializar.

El Campus Virtual se habilitó por la plataforma Moodle, que es muy plástica, y posibilitó crear un espacio de sinergia entre las Secretarías y las distintas líneas de trabajo del sindicato. Por ejemplo, en el aula de pruebas de selección y concursos, la sección de Superior tiene materiales específicos producidos por la Secretaría de Asuntos Gremiales de Superior para el área, o materiales seleccionados para esa área, y terminó siendo un espacio que aglutina mucho de la lógica de formación del sindicato.

Hoy en el campus virtual hay: espacios por Secretarías, espacios provinciales para la comunicación de Secretarios de Educación, distintos cursos, la Secretaría de Salud y la de Jubilaciones hacen muchas formaciones internas, y el aula de pruebas de selección y concursos -que es uno de los principales recursos-. Pensamos siempre nuevos espacios según se van presentando las demandas al interior del sindicato; en estos momentos estamos desarrollando un aula que fortalezca la comunicación de materiales producidos por la organización para acceso de lxs afiliados y seccionales en un repositorio organizado.

El aula de pruebas de selección y concursos

La formación para pruebas de selección y concursos siempre fue una línea histórica del sindicato. Amparada en el acceso a derechos gremiales como el ascenso, pero también con respecto a una mirada pedagógico-política sobre la importancia de los puestos de conducción de las instituciones. Se fue evolucionando: desde que se armaba el block de fotocopias, luego los materiales estuvieron en un CD, después fue el pen drive… El campus nos dio una herramienta para organizar un repositorio. También nos modificó la forma de pensar la organización de esos materiales, porque históricamente se pensaba prueba por prueba, muy seccionado entre los niveles y modalidades. Allí estaba la bibliografía, los materiales producidos por la Secretaría sobre las instancias de concurso, relatos de experiencias de compañerxs que las habían atravesado, videos con entrevistas, simulaciones, análisis de tipos textuales que circulan en las pruebas. Desde el equipo central se armaban guiones para las Secretarías de los territorios que organizaban encuentros y se colaboraba aportando materiales y problemáticas para analizar. La pandemia nos obligó a pensar un espacio de acceso directo a los afiliados, y tuvimos que pensar cómo hacer para no despotenciar a los territorios, ya que el objetivo siempre fue que la Seccional fuese una referencia para lxs compañerxs. Otro desafío fue cómo construir un aula que no es un curso, sino un aula disponible permanentemente para todos los niveles y modalidades, para todos los puestos de trabajo, porque tal vez unx compañerx este año busque material de secretarix pero el año que viene busque de directivx en otra modalidad. Se pudo sostener que además funcionaran en foros que tenían una agrupación territorial dentro del aula, aunque la interacción fue más por whatsapp así que los foros se fueron dejando de lado.

Armar un espacio en el que estén todos esos materiales organizados, nos permitió que sea una herramienta no solo para la formación para concursos, sino que lxs docentes lo puedan tener a mano para su puesto de trabajo

Fue medio titánico, porque el aula tenía que servir para todos los puestos de trabajo y para todos los niveles y modalidades, y en ese contexto se terminó de decantar la necesidad de pensar los materiales de estudio para las pruebas más allá del programa de cada prueba en sí misma, sino poder pensar en que todos los materiales de normativas y documentos oficiales pudiéramos organizarlos en un espacio común, lo que dió lugar a algo que era una vieja expectativa de Vilma Pantolini. Porque las normativas de la provincia, todo el marco legal de la educación, recién hace muy poco se empezaron a sistematizar en un espacio accesible, no están todas juntas en una sola página web ni organizadas.

Armar un espacio en el que estén todos esos materiales organizados, nos permitió que sea una herramienta no solo para la formación para concursos, sino que lxs docentes lo puedan tener a mano para su puesto de trabajo. Esto es un aula, no es un curso, se usa como se necesita y se fue complementando muchísimo con los recursos que se van generando. Por ejemplo, en pandemia se complementaba mucho con Docentes Conectadxs[3] y otras iniciativas, y se lograron hacer videos de algunas de las autoras que aparecen en las disposiciones de los distintos puestos de trabajo, en las que ellas explicaban sus conceptos a lxs aspirantes de puestos directivos de la Provincia de Buenos Aires.

Ahora, que hay concursos titulares, estamos armando dentro del aula secciones especificas según modalidad o puesto de trabajo y lo que siempre se hace es vincular la disposición a las compilaciones de materiales. Eso en términos de repositorio, pero le estamos dando a lxs compañerxs un documento en el que ya tienen todo más organizado.

El aula también tiene un “lujo” que es el banco de problemáticas, que es alimentado periódicamente con problemáticas de pruebas y concursos reales, que envían lxs veedorxs y son curadas por el equipo, de la mano de Roque Bettinelli. Se les acerca a lxs concursantes para que puedan practicar, es decir, hay un trabajo de cientos de personas detrás de esto, ya hay más de dos mil problemáticas reales.

En resumen, en ese espacio virtual hay: materiales oficiales, bibliografía, materiales producidos por las secretarías del SUTEBA, materiales acercados por los territorios, y problemáticas conseguidas por quienes han sido veedorxs. Hay compañrxs que siguen accediendo al material más allá de haber concursado. Hoy en día solamente en el aula de pruebas de selección y concursos estamos llegando a los 9000 usuarios y se suman docentes nuevxs todos los días. De todas maneras, post pandemia muchos territorios lo han vuelto a usar como repositorio, y lxs compañerxs no trabajan solxs en sus casas individualmente, sino que se acercan a la Seccional a explorar, usar en grupo, hacer las dinámicas. Y se ha comprobado que cuando se usa de esta forma tienen muy buenos resultados luego en las pruebas.

El presente se enlaza con la historia

Una muy buena noticia es que este año el Sindicato pudo nuevamente presentarse como oferente de formación en el marco del Programa Nacional de Formación Permanente Nuestra Escuela (PNFP). Los cursos tienen un formato presencial y el campus es un complemento, hay cursos de Educación, de Derechos Humanos, de Comunicaciones, de Géneros, es decir, distintas Secretarías están presentando sus estrategias de capacitación y están usando el campus como complemento. Esta herramienta adquirió un sentido político muy profundo. Se piensa el Campus como herramienta de una organización sindical, siempre en articulación con los territorios, eso es una impronta que aun con dificultades, nunca se perdió.

Todas las aulas de los cursos, e incluso la de pruebas de selección y concursos tiene un espacio específico para lxs compañerxs moderadorxs y coordinadorxs, que son acompañadxs y formadxs permanentemente por el brazo técnico del equipo central, que colabora con sostener territorialmente la comunicación entre lxs afiliadxs y lxs coordinadorexs de cada seccional. Se formó un gran grupo provincial de compañerxs capaces de usar y capacitar en el uso de la herramienta y acompañar a lxs afilidxs en cada territorio; la comunicación es ida y vuelta.

Este grupo es muy heterogéneo, porque en algunos casos, en las seccionales eligieron como referentes compañerxs que se llevaba mejor con la tecnología y en otros casos, fueron lxs que sabían, por ejemplo, de concursos. Todxs fueron aprendiendo y hoy el campus virtual aporta distintas capas de sentido a la organización. Va mutando la lógica, muy pegada al presente, pero sin perder impronta y se van sumando nuevas herramientas. Eso le da mucho futuro. Hoy hay equipos que producen contenidos para los cursos ya con formatos aptos para el campus virtual, y el equipo “chico” que une todo tiene un referente que tiene comunicación directa con los territorios. Porque el Campus tiene sentido solo si está acompañado por el “caminar la calle” de la organización.

Una muy buena noticia es que este año el Sindicato pudo nuevamente presentarse como oferente de formación del PNFP. Los cursos tienen un formato presencial y el campus es un complemento, hay cursos de Educación, de Derechos Humanos, de Comunicaciones, de Géneros, es decir, distintas Secretarías están presentando sus estrategias de capacitación


[1] Estaban ahí Patricia Ferrara, Héctor González, Vilma Pantolini, Alicia Ramos, Dorita Simón, Marta Suárez, entre otrxs.

[2] Ferrari, Damián Andrés y Nappe, Micaela: “El campus virtual de los trabajadores de la educación: un nuevo espacio de formación y construcción de conocimiento entre docentes para la educación emancipadora” Ponencia presentada en el Primer Congreso Nacional de Educación Primaria Rural y Especial de la UNER, Octubre de 2016

[3]Iniciativa de comunicación desplegada por SUTEBA a partir del ASPO.  https://www.facebook.com/docentesconectadxs/about

Micaela Nappe es licenciada en ciencias de la educación, bibliotecaria escolar y estudiante del profesorado de primaria. Se incorporó al equipo de la Secretaría de Educación y Cultura de Suteba en el año 2015.