PARTICIPACIÓN PARA UNA COMUNICACIÓN DEMOCRÁTICA

Entrevista con Miriam Lewin

264

En una entrevista con 737, la Defensora del Público, Miriam Lewin, explicó las funciones del organismo, el rol que cumple ante la proliferación de noticias falsas, y se refirió a los derechos vulnerados por los medios de comunicación.

La Defensoría del Público apuesta a la participación de la sociedad civil para garantizar el derecho a la comunicación democrática. Ante la falta de capacidad sancionatoria, el organismo busca promover conciencia y generar un cambio cultural.

737: ¿Cuáles son las funciones de la Defensoría y de quién depende?

Miriam Lewin: La Defensoría del Publico es un organismo autónomo que depende funcionalmente de la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Las misiones y funciones de la Defensoría del Público están detalladas en el artículo 19 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA). Estas son las principales:

  • Recibir y canalizar las consultas, reclamos y denuncias del público de radio, televisión y otros medios regulados por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. También puede actuar de oficio -es decir, por iniciativa propia- ante violaciones a la Ley.
  • Dar seguimiento y llevar un registro de esas consultas y denuncias e informar públicamente sobre los resultados de su labor. Tiene que presentar además un informe anual a la Comisión Bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual.
  • Convocar a organizaciones, centros de estudios y otras entidades para crear un ámbito participativo de debate permanente sobre los medios de comunicación.
  • En el mismo sentido, la Defensoría tiene que convocar a audiencias públicas en todo el país para evaluar con la ciudadanía el funcionamiento de los medios a la luz de las disposiciones de la LSCA.
  • Puede cuestionar la legalidad de normas vinculadas a su competencia y proponer modificaciones. Puede presentar recomendaciones a las autoridades competentes en relación a los servicios de comunicación audiovisual y a los titulares y profesionales de los medios de comunicación.

En relación con la cuestión del COVID 19, hemos desarrollado alianzas con la Red de Periodismo Científico, la Red de Investigadores e Investigadoras en Salud y entidades científicas especializadas para redactar recomendaciones de cobertura responsable que pusimos a disposición de las redacciones y las audiencias en general.

737: ¿Qué tipo de consultas y reclamos reciben habitualmente?

ML: En un primer lugar están los reclamos referidos al abordaje por parte de los medios de la violencia de género en todas sus expresiones, y no solo en las áreas informativas sino en publicidad, ficción o entretenimiento. También hay reclamos por la falta de accesibilidad para las personas con alguna discapacidad, la falta de programación para niñez y adolescencia, la no inclusión de señales de interés para las audiencias por parte de cableoperadores, el funcionamiento deficiente de la Televisión Digital Abierta o el no respeto al horario de protección al menor. Pero sobre todo hay preocupación por la difusión de información falsa en relación a la pandemia: supuestas curas, promoción de desconfianza hacia las vacunas, etc.

Son frecuentes, también, los pedidos de capacitación gratuita a escuelas, periodistas e integrantes del sector público.

737: ¿Cuáles son los derechos más vulnerados por los medios?

ML: La cuestión de género, como ya mencioné, está en el radar de las audiencias de manera cotidiana. También hay reclamos de comunidades migrantes que se sienten criminalizadas o estigmatizadas. La accesibilidad es una cuestión que tiene mucho peso. Recibimos muchos reclamos cuando los canales no respetan el recuadro de lengua de señas en relación a las comunicaciones oficiales sobre la pandemia.

737: ¿Cómo funcionó la Defensoría durante el macrismo y cómo funciona ahora?

ML: La Defensoría estuvo acéfala por un largo periodo a partir del fin de la gestión de Cynthia Ottaviano, la primera defensora, y luego fue intervenida por el macrismo, que intentó invisibilizarla y paralizarla. Fue solo a través de la lucha de les trabajadores que se mantuvo abierta. A partir de junio del 2020, momento en que asumimos, desarrollamos un sinnúmero de actividades y nuevas líneas de trabajo, además de revitalizar las que ya estaban vigentes.

737: ¿Qué rol juega la Defensoría con respecto a la proliferación de noticias falsas?

737: ¿Qué haría falta para que se cumpla cabalmente el derecho a la comunicación democrática de las audiencias?

ML: Que se promueva la participación; que, entre otras cosas, las audiencias se apropien de las herramientas que pone a su disposición la Defensoría

ML: La Defensoría no tiene competencia sobre medios digitales y redes sociales, donde proliferan estos contenidos que, en este contexto, pueden tener un rol negativo porque es a través de los medios que la población recibe información para tomar decisiones que afectan su salud y hasta su vida. Cuando esa información se viraliza, es recogida por los medios tradicionales. Hay estudios académicos y de organismos supranacionales como Naciones Unidas que ponen de relieve la necesidad de actuar sobre este fenómeno, no con una política sancionatoria, sino a través de la capacitación de la ciudadanía, para que sepa identificar los contenidos no chequeados o validados científicamente. En relación con la cuestión del COVID 19, hemos desarrollado alianzas con la Red de Periodismo Científico, la Red de Investigadores e Investigadoras en Salud y entidades científicas especializadas para redactar recomendaciones de cobertura responsable que pusimos a disposición de las redacciones y las audiencias en general.

737: Teniendo en cuenta la connivencia entre el macrismo, los medios hegemónicos y un sector del Poder Judicial, ¿qué alcance tienen las denuncias presentadas por la Defensoría?

ML: No tenemos ninguna potestad sancionatoria. Nuestra intención es concretar    instancias de diálogo, promover conciencia y un cambio cultural. Es el Enacom quien puede sancionar. Cuando fracasa el dialogo, les giramos nuestras actuaciones.

737: ¿Qué haría falta para que se cumpla cabalmente el derecho a la comunicación democrática de las audiencias?

ML: Que se promueva la participación; que, entre otras cosas, las audiencias se apropien de las herramientas que pone a su disposición la Defensoría. Pero, además, y en lo que se refiere a la circulación de discursos violentos que terminan silenciando y excluyendo del debate democrático a sectores vulnerables, el desarrollo de iniciativas de la sociedad civil, sindicatos, universidades, que permitan dotar de herramientas para habilitar un dialogo democrático y no viciado a la ciudadanía desde edad temprana.

Miriam Lewin es periodista de amplia experiencia, sobre todo en periodismo de investigación en radio, televisión, medios gráficos y digitales. Escritora, autora de seis libros. Docente de periodismo. Formó parte del Diario La Prensa (Nueva York), la revista Interviú (España) y Crisis, entre otras publicaciones. En radio fue conductora, columnista e investigadora para Radio Nacional y Radio el Mundo. En televisión, condujo y produjo Punto.Doc (América TV) y, por más de 20 años, fue miembro del equipo periodístico de Canal 13 y TN.