400 DE LOS 30.000 GRITOS

1025

“No los conocimos, no los conoceremos jamás. Son solamente cuatrocientos de los treinta mil gritos de justicia que laten en nuestro corazón”

“La homosexualidad en Argentina”, Carlos Jáuregui, 1987

Este 24 de marzo no nos abrazamos en las calles pero volvemos a plantar Memoria, con la lucha de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo como bandera. La Verdad y la Justicia por la que luchaban nuestrxs 30.000 compañerxs detenidxs desaparecidxs son nuestro faro. 

Por eso, necesitamos nombrar lo que estaba más oculto que lo oculto. Por eso necesitamos decir sus nombres, escuchar sus voces, abrazar sus otras luchas, reconocer su orgullo, entrelazar sus historias (que son la historia de nuestro pueblo).

Por eso necesitamos nombrar a les 30.000 (400).

LO QUE NO SE NOMBRA NO EXISTE

«Cuando nombramos a lxs 400 de ninguna manera ponemos en discusión la cifra de les 30.000 compañeres detenidxs desaparecidxs. Carlos Jáuregui cuenta en su libro ‘La homosexualidad en Argentina’ que el Rabino Marshall Meyer, integrante de la CONADEP, aceptó en una conversación que había dentro de los registros 400 personas ‘homosexuales’. Obviamente en esa época faltaban muchas discusiones identitarias para hacer, por eso ese es el término que utiliza el Rabino; pero por primera vez se pone en evidencia el ensañamiento que habían sufrido estxs compañeres en los centros clandestinos; y ese ensañamiento tenía que ver con su orientación sexual».

se pone en evidencia el ensañamiento que habían sufrido estxs compañeres en los centros clandestinos; y ese ensañamiento tenía que ver con su orientación sexual

Las palabras son de la compañera Florencia Paltrinieri, torta y militante de Conurbanes por la diversidad; organización social que trabaja en el conurbano bonaerense hace más de 15 años, defendiendo los derechos de las personas LGBTTTI+ y construyendo políticas públicas en el marco de la perspectiva de los DDHH y de Géneros.

Charlamos con ella sobre les 400.

PUTXS, FALOPERXS, SOLDADXS DE EVITA Y MONTONERXS

Florencia Paltrinieri

«A les compañeres también se lxs llevaron por su militancia político partidaria; pero su orientación sexual fue motivo para lxs genocidas de torturas y ensañamientos. Esto significó una re-victimización de toda la comunidad LGBTTTI+. Incluso la CONADEP definió en ese momento que no se visibilice esta situación, a pesar de que sí se hizo con otras colectividades. Tenemos que poder visibilizar que dentro de lxs 30.000 compañerxs también había disidencia, también había diversidad».

Sobre esto reflexiona Flor «Paltri». Y vuelve a echar luz sobre los ocultamientos de la época de la dictadura y también en años anteriores:

«La población travesti, trans, marica, putos, tortas y el resto de las diversidades (que obviamente no estaban configuradas hace 50 años como lo están ahora), sufrieron discriminaciones y detenciones también previas a la dictadura cívico militar, durante períodos democráticos. La orientación sexual de estxs 400 compañerxs fue ocultada por el estigma que pesaba incluso en las agrupaciones de izquierda y peronistas. Es necesario que el Estado reconozca esta realidad y se empiecen a discutir los atropellos a los Derechos Humanos del colectivo, durante la dictadura y también en democracia».

EL AMOR Y LA IGUALDAD

«El camino que construimos y el debate social al respecto hoy nos permite poder nombrarlxs. La Ley de Matrimonio Igualitario, la Ley de Identidad de Género e incluso la Ley de Educación Sexual Integral allanaron bastante el camino en ese sentido. Hoy ningún gobierno que se considere democrático puede dejar de lado una línea de trabajo por la igualdad de género y de diversidad; y eso es fruto de la lucha de las Organizaciones».

Y tomando un documento del Frente de Liberación Homosexual, nos deja una pregunta para todxs: «¿Cómo vamos a ser verdaderamente revolucionarixs si seguimos reproduciendo una matriz de familia y de subjetividad heteronormativa, con sus roles estigmatizantes y estereotipados?».

TODAVÍA CANTAMOS

No abandonar el orgullo como respuesta política: problematizar, debatir, luchar, problematizar.

Como plantea Florencia, no hay una sola manera de llevar adelante las políticas por la diversidad y la inclusión: poner las discusiones sobre la mesa es el camino. Por eso nombrar las identidades, nombrar a lxs 30.000 (400), conocer sus historias y reconocer las diversidades es primordial para seguir luchando por políticas públicas concretas que reconozcan el derecho de todas las libertades.

Orgullo, organización y lucha por los 400 y los 30.000 gritos. 

Por todxs les compañeres que dejaron su vida y nos marcaron el camino. 

“Seguiremos luchando por alcanzar una vida más digna, porque sin libertad sexual no existe libertad política».Carlos Jáuregui.

@conurbanes.diverses

¡No nos han vencido! 

Conurbanes por la diversidad: FacebookInstagram: @conurbanes.diverses