CONMOVIDXS POR BELGRANO

Entrevista con Mariano Ramírez

361

“Somos un colectivo de personas que en algún momento de la vida quedamos conmovidxs con alguna idea de Belgrano o con algo de su historia. Nos fuimos encontrando en este camino, pensando que esas ideas todavía son posibles de realizar, de pensarlas, de trabajar con ellas”.

Así surge el Instituto Belgraniano de Ituzaingó, según nos cuenta su presidente, el docente Mariano Ramírez

“Lo hacemos absolutamente ad honorem, cada unx de nosotrxs tiene su actividad laboral y la mayoría somos docentes. Tenemos una reunión por mes y ahora estamos incorporando esto de juntarnos por zoom o utilizar las redes sociales para poder conectarnos”.

Ilustraciones de Jorge Martinez

Las charlas en escuelas, agrupaciones, bibliotecas públicas, o en diferentes lugares que les solicitan, son una de sus actividades principales.

“Nuestro lugar principal son las escuelas porque nos gusta mucho trabajar con lxs chicxs y acompañar el trabajo que hacen los docentes con Manuel Belgrano”.

Participan en el acto del Día de la Bandera, que antes se hacía en la Plaza Central de Ituzaingó pero desde hace varios años se logró instaurar que se haga en la Plaza Manuel Belgrano en el barrio Villa Udaondo, y organizan una peña, “Independencia y libertad”, que les permite, además de transmitir las ideas a través de la cultura, recaudar algún dinero como para solventar los gastos que tienen en las otras actividades. Hace pocas semanas realizaron un evento muy emotivo que denominaron “Actitud Belgraniana”.

por algo que tenga que ver con entregarse a un otro, a una otra; el trabajar por lxs otrxs, que es lo que nos conmueve de Belgrano. Esa mirada que él tenía de “trabajar por el bien común”

“Es un reconocimiento a vecinxs de Ituzaingó -médicxs, trabajadores sociales, docentes, gente que trabaja en clubes de barrio, etc.- por alguna acción que creemos que es digna de resaltar y que tiene que ver con las ideas de Belgrano. Básicamente por algo que tenga que ver con entregarse a un otro, a una otra; el trabajar por lxs otrxs, que es lo que nos conmueve de Belgrano. Esa mirada que él tenía de “trabajar por el bien común”. Hablamos de Belgrano pero a través de esas acciones. Por ejemplo, en la última actividad le hicimos el reconocimiento a una trabajadora social, que trabaja por el acceso justo al hábitat; y ser dueño de la tierra es una de las cosas que resaltaba Manuel Belgrano. También reconocimos a otra mujer que trabaja con los recicladores urbanos, lo que llamamos cartoneros, con las leyes, con darle valor a ese trabajo y que tengan regulado su trabajo; son acciones relacionadas con la ecología y justamente Belgrano podría ser considerado el primer ecologista porque hablaba muchísimo sobre el cuidado del agua, de la tierra, de los árboles. Y a una educadora que hace alfabetización en la villa treinta y uno, y durante la pandemia abrió un comedor del cual nosotrxs, como Instituto Belgraniano, estuvimos participando activamente; Belgrano decía “a veces hay momentos para hacer cosas extraordinarias”, bueno, no somos una institución que esté dedicada a eso, pero estuvimos acompañando a dos comedores populares del barrio”.

En su trabajo de difundir la trayectoria y el pensamiento del prócer, realizan publicaciones en diarios y en sus propias redes. Y han culminado un ambicioso proyecto de escritura de un libro.

“Fuimos notado lo poco que se sabe de la historia de Belgrano. Como que quedó relegado a la creación de la bandera, o por ser el ganador de alguna batalla y el perdedor de otras, y poco más. Así que nos propusimos trabajar conjuntamente con los docentes para acercarles algún material a partir del cual empezar a ver sus otras facetas. No quisimos hacer un libro de historia porque ya hay otros libros; pensamos en artículos más cortos donde se fueran trabajando las distintas facetas de Belgrano”.

Belgrano podría ser considerado el primer ecologista porque hablaba muchísimo sobre el cuidado del agua, de la tierra, de los árboles

Iniciaron entonces una producción colectiva, donde lo fueron escribiendo entre varixs; cada unx eligió una faceta diferente. Mariano comenta algunos de esos artículos:

“Belgrano y los pueblos originarios”, que toma la reivindicación que hacía de los pueblos originarios, no sólo desde la teoría sino concretamente con las decisiones y medidas que tomaba para reconocer a los pueblos originarios como propietarios de su tierra.

 “Belgrano y los derechos de la mujer”; él hablaba de la igualdad entre el hombre y la mujer, es el primero que propone la educación femenina en nuestras tierras, y además reivindica la labor de las mujeres en el ejército, por ejemplo nombrando capitanas, algo absolutamente revolucionario para la época.

Ilustraciones de Jorge Martinez

“Belgrano y la educación”; es indudablemente el primero que pensó la educación pública y gratuita en nuestra tierra, muchísimo antes que Sarmiento. Se construyó una escuela en una mirada sarmientina, una educación pública que teóricamente era para todos, pero sabemos que el “todos” de Sarmiento no era un todo, porque ya había dejado afuera a los pueblos originarios y a ciertos sectores sociales diciendo que no se podía hacer nada con ellos. Ni al niño se podía salvar de los salvajes porque ni para abonar la tierra servían los pueblos originarios. En cambio, el todxs de Belgrano era realmente un todxs: la mujer, el hijo del pobre, el negro, el esclavo, el pueblo originario. Es muy interesante ver esa mirada que tenía de construcción de una sociedad a través de la educación.

“El paso de Belgrano por Ituzaingó”. Cuando lo mandan a Rosario, donde va instalar las baterías Independencia y Llibertad y en donde crea e iza la bandera por primera vez, todo ese trayecto está en un escrito que se encontró no hace muchos años. Lo rescató Antonio Carrizo, que era muy fanático de ir a subastas. En una encontró un documento que, leyéndolo, empezó a pensar que podía ser de Belgrano. Lo compró, lo llevo al Instituto Nacional y efectivamente era el diario de marcha de Belgrano. Describe todo el paso por Morón, por Ituzaingó, y el camino de las postas que hizo para llegar hasta Rosario. Es fantástico pensar cómo a la noche, seguramente, y a la luz de una vela, iba escribiendo el parte día por día.

El no endeudamiento, porque eso es someter la soberanía; (…)la agricultura que era la generadora de la riqueza, pero que no servía sin la industria , el comercio que en ese momento estaba en manos de ingleses y españoles y él proponía tener nosotros mismos una flota de barcos. Es decir, había pensado un plan integral de país.

“La ascendencia italiana de Belgrano”, y lo que pasa hoy en Italia; hay nombres de calles, hay una plaza, hay un monumento igual al monumento ecuestre de Belgrano que está en Rosario, hay un Círculo Belgraniano que todos los veinte de junio celebran el día de la bandera argentina.

“Belgrano y la economía”, donde aparecen sus ideas económicas que son más actuales que nunca. El no endeudamiento, porque eso es someter la soberanía; la concepción de un país donde tenía que haber tres patas importantísimas: la agricultura que era la generadora de la riqueza, pero que no servía sin la industria porque si no quedaba en pocas manos, el comercio que en ese momento estaba en manos de ingleses y españoles y él proponía tener nosotros mismos una flota de barcos. Es decir, había pensado un plan integral de país.

Y un artículo, por supuesto, sobre la creación de la bandera. No solo el tema qué color eligió, de donde lo sacó, sino cuál es el sentido de la creación de la bandera. Los chicos hacen la promesa a la bandera en cuarto grado y es muy importante que trabajen el sentido de ese símbolo. El planteaba que la bandera nos identificaba como nación mientras que en Buenos Aires, Rivadavia estaba hablando de que todavía no nos habíamos independizado y teníamos que seguir siendo parte del imperio español. Belgrano era realmente un revolucionario y eso lo vamos reflejando en el libro”.

Además de venderlo, también lo están entregando de manera gratuita a bibliotecas y el año que viene lo entregarán a escuelas, tanto de gestión pública como privada, con un proyecto para trabajar con los docentes. El libro ya ha traspasado nuestras fronteras. A través de un convenio de cooperación con la Universidad José Martí de Monterrey, en México, enviaron una encomienda con ejemplares y el libro está siendo bibliografía obligatoria en las cátedras de la universidad que trabajan con los pensadores latinoamericanos.

¿Cómo se puede conseguir el libro, Mariano?

“En nuestras páginas de Facebook y de Instagram no solo está la posibilidad de poder conectarse con nosotros y pedir el libro, sino que además hay acceso a una biblioteca digital que armamos en la pandemia. Recopilamos allí mucho de lo que había disperso en las redes, libros, artículos cortos y muchas propuestas de trabajo para los docentes, actividades pedagógicas para jardín, para primaria, para secundaria. Y desde el facebook se puede acceder a un museo virtual que hicimos, sobre todo para primaria, con salas interactivas.

A través de todas nuestras acciones pretendemos dar a conocer la vida de Belgrano y sobre todo sus ideas. Y a partir de ahí poder pensar el modelo de país que en algún momento pensó Belgrano y que nosotros creemos que todavía es posible de realizar”.

Mariano Gabriel Ramirez, Docente de mas de 30 años de trayectoria en escuelas de gestión pública y privada. Desde hace 8 años es el presidente del I.H.B.I.

En Instagram https://www.instagram.com/instituto_belgraniano_itu/

En Facebook https://www.facebook.com/institutobelgraniano.deituzaingo/