UNA COOPERATIVA DE TRABAJO CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

312

¿Cómo van a hacer eso, que es trabajo de hombres? Y sí. Lo hacen. A contracorriente de lo que ha sido tradicionalmente el trabajo en la construcción, en Rauch, dos cuadrillas de la Cooperativa de Trabajo Mayo, integradas por compañeras trabajadoras, muestran con orgullo “que las mujeres también podemos hacer cosas que hacen los hombres”.

737 dialogó con Ailén Martínez (21) y Milagros Pérez (25), miembros de la Cooperativa y  Liliana “Ojitos” Cirullo, Secretaria General de Suteba Rauch, Adjunta de Reg.CTA y Responsable de Subsede Cooperativa Mayo en Rauch.

Liliana Cirullo: La Cooperativa Mayo surge en el proceso de construcción de COOPTEBA[1]. En el 2017, en la realidad de desocupación que se vivía en ese momento a causa de las políticas neoliberales, con una gran fortaleza nos propusimos ver cómo nos organizábamos las trabajadoras y los trabajadores. Y fue así que como cooperativa provincial, tuvo la posibilidad de participar de la licitación de la construcción -cuyo ente ejecutor era el Municipio- de un barrio de 56 viviendas con un programa del Instituto de la Vivienda. Nos adjudicaron la construcción de catorce viviendas. Ahí surge la Cooperativa Mayo en Rauch, que dio la posibilidad de trabajo para un montón de compañeros que habían quedado en una situación de absoluta desocupación. En el año 2018 la empresa que había ganado la licitación presenta la quiebra y la Cooperativa asume la responsabilidad de dar la terminación de 22 viviendas que la empresa dejó con una construcción del 70%. A partir de ahí continuamos siendo, como cooperativa de trabajo, oferentes en licitación de otros barrios, un programa nacional de vivienda y también el programa nacional de Argentina Hace Cordón Cuneta. Tenemos alrededor de 130 compañerxs asociados con una activa participación de cincuenta compañerxs en distintos grupos.

Como Cooperativa, estamos en el Frente Barrial y fueron las compañeras referentes de los barrios las que empezaron a ver la posibilidad de ser parte. Nosotros queríamos transversalizar la cooperativa de trabajo con perspectiva de género así que empezamos a instalar esta mirada, y a instalar esta participación de las compañeras que son parte del Frente Barrial. Los mismos compañeros entendieron también que era muy importante y muy necesaria la inclusión de nuestras compañeras.

Nosotros queríamos transversalizar la cooperativa de trabajo con perspectiva de género así que empezamos a instalar esta mirada, y a instalar esta participación de las compañeras que son parte del Frente Barrial

Ailén Martínez: Llegué a la Cooperativa primero buscando una fuente de trabajo, porque hay mucha demanda y pocas oportunidades. Entonces hablé con Liliana y ella me dijo que tenía la posibilidad de poder integrarnos a hacer tareas de hombres. Porque es lo que se busca con la perspectiva de género, que también las mujeres logren hacer tareas de hombres. Porque siempre hubo mucha discriminación, siempre los hombres tuvieron muchas más oportunidades que las mujeres. No hay tanta posibilidad de trabajo para la mujer como la hay para los hombres. Estoy hace un mes en la Cooperativa, somos seis en total, nos dividimos en dos grupos, cumpliendo cuatro horas diarias de lunes a viernes. Primero empezamos haciendo trabajo de pintura, lijando paredes, marcos de las puertas, que por la humedad estaban llenas de hongos. Nos vamos adaptando porque no es algo que sea nuestro oficio pero como hay mucha demanda de trabajo y muchas ganas de trabajar nos adaptamos.

Milagros Pérez: Hace dos años que estoy en la Organización Frente Barrial. Soy una de las referentes barriales. Me acerqué porque Ojitos me llevaba todos los fines de semana un plato de comida. Tengo dos trabajos. Uno es en el vacunatorio y el otro en la Cooperativa de Mayo. Soy madre soltera. Tengo un hijo de 5 años. En el tema de los horarios de trabajo me dan una gran mano mis padres que me lo cuidan para ir a los trabajos. Los fines de semana me gusta en la tarde pasar tiempo con mi hijo y mis amigos. Me encantaría poder estudiar trabajadora social y sueño algún día tener mi propia casa.

Liliana: Es la realidad que dejó las políticas neoliberales. Ella es una de las que le puso cara y cuerpo a la realidad de las familias, vive con sus padres y un hijo. Algo que me conmovió mucho como mujer, como mamá, fue cómo tuvimos que darnos toda una organización con la realidad del cuidado de los hijos. Hay mamás solteras a cargo de hijos que tienen que estar coordinando el trabajo y el cuidado. Esta es una de las cuestiones que tienen que ver con esto de entender una cooperativa de trabajo con perspectiva de género. En este camino que tenemos que ir creciendo día a día.

737: ¿Habían hecho este trabajo alguna vez?

Ailén: No, nunca lo había hecho. Lo fui aprendiendo por medio de nuestro maestro mayor de obra, Jaime; él nos fue explicando porque no teníamos mucha idea, y con la práctica y las ganas fue saliendo.

Milagros: Cuando conté en mi familia que iba a hacer este trabajo no lo podían creer.

Están muy contentos y emocionados.

Liliana: Ella también trabaja en el vacunatorio. Estar en el Frente Barrial nos permitió organizar distintas posibilidades. Y ella es una de las fue construyendo todo esto con mucha fuerza.

Milagros: Y muchas ganas de salir adelante.

lo que se busca con la perspectiva de género, que también las mujeres logren hacer tareas de hombres. Porque siempre hubo mucha discriminación, siempre los hombres tuvieron muchas más oportunidades que las mujeres. No hay tanta posibilidad de trabajo para la mujer como la hay para los hombres

Liliana:  Buscamos que se pueda alternar, que sea un complemento trabajar en el vacunatorio y en la Cooperativa. Y se está organizando muy bien.

Ailén: Buscamos la manera de que todas, más allá de sus obligaciones, de tener que hacerse cargo en muchos casos de sus familias, puedan trabajar. Encontrar la manera de alternarnos y que puedan cumplir con sus trabajos.

737: ¿Qué parte de este trabajo les gusta más y qué menos?

Ailén: A mí me gusta pintar y lo que menos lijar.

Milagros: A mí las paredes, lo más difícil es el techo.

Ailén: Siempre se te llenan los ojos de polvo; aunque nos ponemos los lentes plásticos se te llenan de cosas. Pero trabajamos con todos los elementos que nos da la Cooperativa. Físicamente ya nos acostumbramos, antes nos dolía todo el cuerpo al día siguiente.

Milagros: Al principio lo que más me dolía era la espalda.

737: ¿Cuáles son las perspectivas que ustedes tienen con esta cuadrilla?

Ailén: Primero, más que nada, aprender; aprender el oficio y quizás el día de mañana sea tener otra salida laboral.

Milagros: A mí me gustaría aprender albañilería, me encanta.

737: ¿Piensan en hacer alguna capacitación?

Ailén: Hay un Centro de Formación Laboral pero este año había cupo reducido por la pandemia.

tuvimos que darnos toda una organización con la realidad del cuidado de los hijos. Hay mamás solteras a cargo de hijos que tienen que estar coordinando el trabajo y el cuidado. Esta es una de las cuestiones que tienen que ver con esto de entender una cooperativa de trabajo con perspectiva de género

Liliana: Nosotros venimos luchando por el Centro de Formación Profesional y se está construyendo ahora, porque Dirección General de Escuelas bajó un programa de construcción. Lo están terminando. Eso va a permitir una apertura, que es muy necesaria porque con la pandemia tuvimos un limitante, pero vamos a ir viendo cómo organizarnos para la capacitación. Los gasistas y los electricistas que tenemos dentro de la Cooperativa, transitaron la capacitación ahí donde era el Centro de Formación Profesional. Gasistas y electricistas, son compañeros con la matrícula necesaria.

Ailén: Hay gente que está orgullosa de que se pueda mostrar esta realidad, que las mujeres también podemos hacer cosas que hacen los hombres. Y hay otra gente que dice ¿cómo van a hacer eso, que es trabajo de hombres? A lo cual mi respuesta siempre es: trabajo es trabajo. Y es lo que te da una entrada en tu casa para sobrevivir. Nos sentimos orgullosas porque somos la primera cuadrilla de mujeres en la Cooperativa Mayo y en Rauch.

[1] Cooperativa de viviendas de SUTEBA. Ver en esta Revista: https://revista.suteba.org.ar/2021/05/26/acercando-derechos/?fbclid=IwAR3jSZvjSvreI8V4gx40Slj1T660e1ojaj5vsZ3kFFMoQhzcUpeUiMaUSmM