APRENDIZAJE, PARTICIPACIÓN E IDENTIDAD

820

¿Por qué y para qué una cooperativa escolar? Nos acercamos, vía zoom, a la Escuela Secundaria N° 2 de Carhué, en el Partido de Adolfo Alsina. Teresa Jones, su Directora, Milena Llanos, vicedirectora y lxs docentes guía Gisela Leonhardt y  Cristian Goddio hablan de la “cope”, la Cooperativa Escolar Bien Ahí- una experiencia que lxs compromete y entusiasma.

Por el año 82 la escuela había tenido una Cooperativa que funcionaba como librería escolar y que retomamos en el 2017 –comienza a contar Teresa-. Surgió a raíz de unas capacitaciones que hubo en la localidad. Nos empezamos a interiorizar sobre los proyectos cooperativos, la manera de agrupamiento, de conformación de grupos y de cómo se podía ir trabajando al interior del establecimiento. Nos pareció fundamental, porque veníamos pensando en espacios de participación dentro de la escuela. Buscábamos trabajar en la formación para la ciudadanía y la formación para el mundo del trabajo.

737: ¿Cuál es el objeto de la Cooperativa?

Teresa: Se inició con un proyecto de reciclado de botellas para la construcción y venta de cepillos. Ese grupo trabajó en el armado de un taller con herramientas propias. Hubo mucha investigación y aprendizaje. Fuimos dando pasos y cumpliendo etapas. Tuvimos la posibilidad de participar en ferias de ciencias, también de trabajar en proyectos de parlamento juvenil, y en los proyectos de FEDECOBA. Son cosas que generan un sentido de pertenencia muy importante. Lo mismo que lo que significa hacer las asambleas y todos los procesos más administrativos, pero que hacen a la formación ciudadana. También se trabajó en base a las necesidades; como no tenemos cupos de SAE para merienda, se trabajó en una merienda solidaria. Tenemos unos hornos ecológicos a través de los cuales nuestros alumnos y alumnas hacían las meriendas para lxs chicxs de la mañana y de la tarde. Otra cosa que se hizo fue elegir representantes para cada curso, como para que ellxs también acompañaran. Eran chicos y chicas más grandes que eran un referente -alguien que pudiera acompañar- para lxs de 1ero, 2do, lxs más chicxs, Hoy seguimos trabajando en eso porque combinamos mucho con el Centro de Estudiantes que es otra organización dentro de la escuela. Y trabajamos muy articuladamente con la Cooperadora. Son las tres organizaciones internas que tratamos de que trabajen juntas.

LA COOPERATIVA HOY, PARA NUESTRXS ALUMNXS, ES ALGO DE UN GRAN SENTIDO DE IDENTIDAD. HEMOS LOGRADO QUE ELLXS SE AFIANCEN EN LA ESCUELA A TRAVÉS DE LAS DISTINTAS ACTIVIDADES QUE VAN HACIENDO. LOS HORNOS, POR EJEMPLO, SABEN QUE SON DE ELLOS, PARA ELLOS Y QUE LOS REÚNE EN UN LUGAR. SABEN QUE DONDE HAY UNA NECESIDAD ENCUENTRAN RESPUESTA EN LA COOPERATIVA.

737: ¿Cómo impactó la pandemia en este trabajo?

Cristian: Tuvimos que reinventarnos. Nos encontramos con un medio, las videollamadas, que para nosotros era algo nuevo. Empezamos a jugar en el tiempo de nuestros pibes, que tienen otra velocidad y otra forma de trabajar. Surgieron un montón de ideas a partir de problemáticas que había en la casa, en la escuela, las problemáticas con los saberes. Se fueron organizando y formando mini grupos de trabajo en los cuales iban trayendo los proyectos que fueron surgiendo. El año pasado hicimos un trabajo de reconocimiento a lxs voluntarixs que estaban en la entrada de Carhué, como en cada pueblo de la provincia de Buenos Aires. Gente voluntaria que nos cuidaba, que a veces hasta no dormía. Lxs chicxs decidieron junto con todo el equipo de trabajo participar con lo que ya tenían. Te cuento que articulando con el INTA y con Turismo, pudimos construir –profes y chicxs, un horno de barro de doble boca. Ese horno nos ayudó a trabajar en la parte de la merienda, como dijo Teresa, que preparaban lxs chicxs gracias a las donaciones que hacían las mismas familias que se enteraban de la movida, compañerxs de trabajo y Consejo escolar.

Lxs chicxs empezaron a trabajar de manera mancomunada y reconociendo que el otro, la otra, son parte de una necesidad y que nosotros podemos estar y ser partícipes de esa necesidad. Nos proponemos que ellxs aprendan que el trabajo hacia lxs otrxs tiene un feedback y que tienen que formar una gran comunidad de ayuda. La Cooperativa es un punto de encuentro, un punto de ayuda.

Gisela: La cooperativa hoy, para nuestrxs alumnxs, es algo de un gran sentido de identidad. Hemos logrado que ellxs se afiancen en la escuela a través de las distintas actividades que van haciendo. Los hornos, por ejemplo, saben que son de ellos, para ellos y que los reúne en un lugar. Saben que donde hay una necesidad encuentran respuesta en la Cooperativa. Que allí pueden pedir o pueden decir o pueden expresarse porque sus propuestas son escuchadas. Me parece que en estos tiempos tan particulares tenemos ahí, en la escucha, nuestra gran fortaleza. Es importante que nosotrxs como institución, como guías, estemos para escucharlos. Nos reunimos una vez por semana dentro de lo posible; tratamos de escuchar las cosas que lxs delegadxs traen -como dijo Tere, ahora tenemos delegadxs por cada aula virtual- para poder nosotrxs como institución saber cuáles son sus inquietudes y acompañar en la medida que se nos sea posible.

Milena: La Cooperativa se inicia en un momento, 2017, que fue muy difícil para la comunidad y ni hablar lo que pasó en 2018 y 2019. Había una necesidad social, económica, de contención. Ahí estaban Gisela y Cristian, que tienen un lado súper humano y de visibilizar al otro, llevando más el armado de la “cope”, y la mirada institucional de Tere que tiene que ver con crear espacios concretos de participación, de contención. Todo esto que se fue dando no fue casualidad. Esto de la merienda solidaria en una escuela como la nuestra era impensado. Pensar que en un ex colegio nacional se dé una merienda solidaria era, para los que estudiamos algo del paradigma elitista de la escuela secundaria, una profunda reconversión del perfil de nuestra escuela.

Cristian: Fue muy duro para lxs chicxs -y con todo el dolor del mundo lo digo porque a nosotros se nos partió el alma-  ver a sus propixs compañeritxs llorar de hambre. Y fue genial que de ellxs saliera la iniciativa de traer esas inquietudes y  decir “algo tenemos que hacer”.

Gisela: Y fíjense que logramos el objetivo cooperativo, porque de un problema lxs chicxs solos fueron construyendo una solución: dar la merienda. Cada vez que golpeábamos la puerta en las aulas con las bandejas con lo que habíamos producido en los hornos que habíamos construido, ellos se sentían felices. Era genial poder compartir con sus compañerxs esto que con tanto amor habíamos hecho. Lo valoraban muchísimo. Es un espacio ganado que tenemos que sostener a lo largo del tiempo.

logramos el objetivo cooperativo, porque de un problema lxs chicxs solos fueron construyendo una solución: dar la merienda. Cada vez que golpeábamos la puerta en las aulas con las bandejas con lo que habíamos producido en los hornos que habíamos construido, ellos se sentían felices.

737: ¿Cómo se trabaja la Cooperativa con el conjunto del alumnado?

Teresa: En las semanas de recibimiento, a lxs más chicxs se los introduce en este espacio, de la misma manera que con el Centro de Estudiantes. Hay renovación de estudiantes y eso hace que haya que redoblar la apuesta y la energía. Todo esto va acompañado con formación docente. Hicimos todxs formación a través de la Federación de Cooperativas Escolares y Mutuales del Sur de la que formamos parte.

737: ¿Están en relación con otras cooperativas?

Teresa: Alsina es uno de los distritos con más Cooperativas Escolares, tiene seis. Y trabajamos articuladamente. Además, en 2018 suscribimos al convenio de la Red de Municipios Cooperativos, que incluye a todas las cooperativas ya no solo escolares sino también las eléctricas, las de trabajo a nivel municipal. Formamos parte activa de esa mesa distrital. Uno de sus objetivos es la educación, así que nuestra escuela está comprometida en fortalecer la educación cooperativa. Que haya tantas cooperativas en el distrito es una manera de que estxs chicxs tengan el día de mañana una posibilidad de salida laboral. Nuestro compromiso con la formación cooperativa es también para hacer crecer las cooperativas locales e impulsar el desarrollo de la economía social.

Gisela: En el tiempo en pandemia ellxs tomaron como propio un detalle que tomamos de unos cursos que habíamos hecho y que hoy caracterizan el blog y la página de la cope: placas motivacionales. Consideramos que esto de cambiarle el día a la gente con un simple mensaje es muy importante, así que ellos lo tomaron y cada tanto largan su plaquita. En estos momentos están trabajando en comisiones, cada uno en algún tema de su interés: género, ambiente, turismo…

Teresa: También la ESI.  Son cuestiones que escuela y docentes, conocemos pero para la comunidad no es fácil. Hacer cumplir la ley es duro pero estamos en vías de que la cooperativa esté transversalmente atravesada por esas problemáticas.

Milena: Muchas trayectorias escolares pudieron ser terminadas gracias a la Cooperativa. Fue un espacio de pertenencia. Lxs profes Gisela y Cristian generaron un anclaje, una motivación para que chicas y chicos entiendan la escolaridad desde otro lugar también. Que esta inclusión la haya posibilitado la Cooperativa me parece que es súper interesante.

Teresa: Es un trabajo voluntario, por eso ver a lxs chicxs que ya cursaron turno mañana y que vuelvan a la escuela con ganas a la tarde, la verdad que es bueno. Y la familia te hace saber el agradecimiento, el acompañamiento que sienten, que la escuela es su casa. Uno dice “bueno, estamos haciendo las cosas bien”.

Para conocer mejor esta iniciativa, se puede visitar su página Web