MUJERES UNIDAS

Reportaje a Graciela Fernández

622

La pelea de las mujeres por sus derechos suele tener como imágenes icónicas las grandes movilizaciones en la Capital y en otras grandes ciudades. ¿Cómo se expresa esta lucha en ciudades más pequeñas? ¿De qué manera se articulan las diferentes miradas?, ¿cómo se organiza lo colectivo?, ¿qué se comunica? 737 recoge la experiencia de la “Red de Mujeres Unidas 8M Brandsen”

737: ¿Podés contarnos sobre el colectivo 8M?

Graciela Fernández: Decimos que somos el 8M porque nos armamos para esa fecha. Recién ahora le estamos poniendo el nombre completo “Red de Mujeres Unidas Brandsen” como para que sepan que no somos solamente esa fecha. ¿Cómo empezamos? Nosotras, desde SUTEBA, habíamos comenzado a participar en distintos eventos que se organizaban para el día de la mujer; en general íbamos a las movilizaciones a Capital. A medida que fue creciendo nuestra agrupación en Brandsen, comenzamos a pensar en la importancia de poder hacer algo a nivel local, entre otras cosas porque no todas y todos teníamos la posibilidad de ir hasta Capital que nos queda a 70 km.  Los primeros años íbamos a alguna convocatoria parcial de alguna organización local, en la plaza. Después empezamos a sentir la necesidad de movilizar más a nuestra comunidad y que las acciones fueran más colectivas. Hace tres o cuatro años, nos juntamos con otra agrupación para convocar en la plaza para el 8 de marzo, el 3 de junio y en noviembre para el día de la no violencia hacia las mujeres. El año pasado hicimos una convocatoria más amplia. Nos reunimos las organizaciones sociales, políticas, sindicales y culturales del distrito que estamos planteando lo que tiene que ver con los derechos de las mujeres. Éramos más de doce organizaciones. Hicimos una convocatoria a una jornada en la plaza donde cada organización tuvo la posibilidad de instalar algo estático o algo dinámico. La mayoría ponía un stand, donde se proyectaban películas, videos, o teníamos folletos y carteles; cada uno tomó distintas facetas; a la vez iban transcurriendo distintas acciones como una canción, alguna dramatización, un taller en relación a ESI… Fue un evento importante para Brandsen, se movilizó la ciudad, fueron los medios, y para nosotras fue muy bueno esto de vernos a todas las organizaciones políticas, sociales, culturales, unidas, organizando algo colectivo.

737: Que no debe ser sencillo…

Graciela: Bueno, pero lo organizamos de manera horizontal, pensando y organizando los tiempos, el orden, el espacio que ocupaba cada uno en la plaza, las consignas que íbamos a llevar. El documento que se leyó al final, se hizo con bastante debate porque convivimos distintas organizaciones, y hay cuestiones esenciales en las que acordamos y hay otras en que tenemos diferencias. Después seguimos en contacto. La idea tenía que ver con reclamar y lograr que a nuestro distrito lleguen las políticas que cuidan los derechos de las mujeres, la no violencia, una sociedad menos patriarcal. Y poder salir colectivamente cuando hay derechos vulnerados. En noviembre pasado, el tema fue la visibilización de las distintas violencias. Pusimos un horario para ir todas juntas e hicimos una intervención en la plaza, decorando los árboles con carteles y mensajes del color que nos identifica, el violeta. Eso nos viene dando mucho resultado. La gente se detiene a leer, y eso moviliza, genera un debate o permite prestarle atención a cosas que quizás están muy naturalizadas.

737: ¿Cómo piensan las acciones para este 8 M?

Graciela: Este año, con la cuestión de que nos tenemos que seguir cuidando, no queríamos hacer algo masivo. Decidimos volver a hacer una intervención en la plaza, con algún cartel que tenga que ver con el paro internacional de la mujer y que se vea que el día de la mujer es un día de lucha. De allí vamos a caminar hasta donde va a estar un mural y lo vamos a inaugurar. Va a ver un mural, diseñado por la compañera Mercedes Barrionuevo, específicamente con relación al 8M, con un mensaje fuerte, importante. El texto que consensuamos y que vamos a leer al final, da cuenta de su sentido. Esta actividad del mural nos gustó mucho cuando la pensamos, es algo que va a perdurar, cada vez que la gente pase por esa esquina va a estar ese mensaje.

MANIFIESTO 8M Colectivo Mujeres Unidas Brandsen

737: ¿Qué balance hacés de todo este trabajo de militancia que vienen realizando?

Graciela: Creo que hemos podido ir creciendo como colectivo. Cuesta muchísimo, porque cuesta articular las distintas miradas que tienen las diferentes organizaciones. Lo que estamos haciendo es priorizar lo esencial que es luchar por los derechos de las mujeres y por una sociedad libre de violencia.  Las primeras veces que fuimos a la plaza, éramos muy pocas y pocos, y teníamos poco impacto. Una cuestión que evaluamos mucho es cómo salir hacia nuestra sociedad, qué cuestiones y de que manera. A veces ciertos discursos no son para todas las sociedades. Esto de cuidar cómo comunicamos, cómo decimos las cosas, ha hecho que nuestras acciones hayan ido teniendo un impacto mayor y hoy hay otras organizaciones que están queriendo incorporarse, ser parte de este 8M. Estamos creciendo y nuestras acciones van poniendo el tema en agenda, en otro lugar. No al punto que nosotros quisiéramos, pero notamos que se movilizó en ese sentido, se movieron algunas estructuras, hemos notado un cambio social.

737: ¿Y en el propio sector docente?

Graciela: Nosotras, en SUTEBA, lo estamos trabajando fundamentalmente desde nuestra Secretaría de Género. Notamos que muchas docente jóvenes se han sumado a través de estas cuestiones. El tema de género lo tenemos que seguir profundizando. Obviamente el patriarcado nos atravesó a todos y tiene que ver mucho con nuestra propia educación. Yo tengo más de cincuenta años y hay cuestiones que las estoy aprendiendo de mi hija, de estos espacios, de las compañeras más jóvenes. Quizás a ellas les es más fácil. Lo cierto es que cuando hacemos las convocatorias hay presencia importante del colectivo docente. 

Graciela Fernández, es docente del nivel inicial, Secretaria General de Suteba Brandsen.