8M: NUESTRO GRITO COLECTIVO

750

Este 8M nos vuelve a encontrar en las calles juntas, organizadas, hermanadas, enojadas. La violación en grupo a plena luz del día, la violación a una adolescente y el manoseo impune a una niña, por nombrar tan solo algunas muestras de las atrocidades que vivimos día a día, distan mucho de ser hechos aislados y llevados a cabo por «monstruos».

La violencia machista y patriarcal se construye cotidianamente, bajo la complicidad de quienes miran para el costado ante abusos y violencias que las mujeres sufrimos y padecemos a diario.

Por eso salimos a la calle con colores, con brillos, con pañuelos, con o sin ropa. Por eso nos perdemos en esta marea verde-violeta: para que nos vean en todos lados, para que cada muerta les duela como a nosotras, para que ser indiferente ya no sea una opción.

Recolectamos las voces de mujeres trabajadoras que nos cuentan sus experiencias y le ponen palabras a las vivencias y las luchas compartidas. Te invitamos a conocerlas y a que compartas también la tuya, en este abrazo colectivo que nos habilita con sororidad y confianza.

«El 8M más significativo para mí fue el de 2018, uno de los primeros años en el que, como SUTEBA, adherimos al Paro Internacional de Mujeres. Antes de la marcha nos juntamos en el Sindicato, para armar carteles y agitar en un día de lucha y también de encuentro en nuestra Organización. Mientras estábamos ahí fueron llegando maestras que se sumaron y, entre charlas, pudimos darnos cuenta de que no teníamos que tener dos camisetas distintas, la del feminismo y la de bancar a la Escuela Pública. El Sindicato fue y es nuestro lugar y nuestra herramienta para aportar al movimiento de mujeres como trabajadoras. Este es nuestro espacio de disputa y de lucha por la igualdad».

Lusis Marchesi (Maestra de Primaria, Sec. de Comunicaciones del SUTEBA Patagones y Sec. de Géneros e Igualdad de Oportunidades de la CTA Patagones)

“Para mí los 8M cambiaron mucho después del 2016, después del Paro de Mujeres exigiendo justicia por Lucía Pérez. Los empecé a vivir desde una perspectiva de trabajadora, porque además estábamos atravesando políticas neoliberales devastadoras y sufriendo también las consecuencias. Lo vivimos desde el colectivo de mujeres trabajadoras, con otras Organizaciones del mundo del trabajo; afianzando el vínculo, subrayando el ES CON NOSOTRAS. Yo pienso en los 8M y pienso en mis compañeras del SUTEBA, es lo más significativo y lo que más me emociona. Son las que me sostienen, bancan, aconsejan, cuidan. Esa es una garantía, mirar para el costado y saber que te vas a encontrar con tus compañeras en ese fuego interno que se enciende con cada injusticia”

Agustina Medina (Profesora de Historia especializada en ESI – Sec. de Promoción Social y Turismo del SUTEBA Zárate)

“Cada 8M es muy significativo para mí, porque si bien cada uno se ha dado en distintos contextos y atravesando diferentes injusticias, siempre nos encontramos unidas, conquistando derechos que ya no tienen marcha atrás. La sociedad ya no es la misma y se lo debemos al colectivo del que formamos parte: de eso no se vuelve. A las nuevas generaciones me las imagino llenas de esperanzas y dando pasos más avanzados… Con una sonrisa, porque estoy segura de que lo luchado y lo vivido no habrá sido en vano”

Betiana Jáuregui (Docente de Educación Especial – Sec. de Géneros y Oportunidades CTA Chivilcoy)

«Recuerdo dos 8M: el del 2016, en el que nos comenzamos  a conformar como Intersindical de Mujeres de La Plata, Berisso y Ensenada. Marchamos con una bandera que pedía TRABAJO DIGNO PARA TODAS. Esa fue la síntesis que encontramos y que sostuvimos en la resistencia al neoliberalismo. También recuerdo el 8M de 2020, en el que vimos por primera vez la creación de los Ministerios de las Políticas de Géneros y Diversidad Sexual; por los que luchamos a lo largo de nuestra militancia, de esos 8M que nos encontraban resistiendo, llevando nuestras pancartas, nuestros reclamos y exigencias. Esto significaba que iba a haber una agenda de políticas pública que iba a recoger nuestros reclamos. Y también recuerdo eso que hacemos cuando estamos todas juntas: pasar la bandera, tener brillos, cantar, abrazarnos. Este año otra vez nos podemos encontrar en las calles, en el Sindicato y en las Escuelas para luchar contra las violencias que el patriarcado ejerce sobre nuestras vidas… Sé que falta mucho, pero tengo la esperanza inmensa de seguir construyendo una agenda de políticas públicas para que todas las personas podamos vivir nuestras vidas libres de violencias»

Juliana Alessandro (Trabajadora de la Educación – Sec de Ig. de Géneros y Diversidad SUTEBA La Plata)

«Hace 12 años elegí acompañar a mujeres en situación de violencia de género. En ese camino me formé, conformamos redes con Organizaciones Sociales, instituciones de diversas áreas y equipos para trabajar conjuntamente. El 8M más significativo para mí fue el primer paro a Macri: todas las mujeres y diversidades salimos a la calle a decirle NO al ajuste y a sus políticas de hambre; BASTA de violencia y de femicidios. Salimos codo a codo con muchas compas entrañables para conquistar derechos; con las historias contemporáneas, con las hijas, las nietas y las bisnietas; que hoy también llevan el estandarte y nos marcan el camino de la igualdad. Les pibes que están escribiendo la historia reciente están poniendo en conflicto viejos paradigmas de operación: discutiendo las masculinidades y abriendo camino a un nuevo escenario de vínculos de cuidado y sin violencia. Sueño y me imagino a les niñes y jóvenes rompiendo con la cultura patriarcal, rompiendo el silencio; libres y sin miedo»

Julia Maza (Sec. de Igualdad de Oportunidades y Diversidad del SUTEBA Hurlingham)

«Los 8M para mí vienen siempre de la mano de los Ni Una Menos, del reclamo por no más femicidios, abusos y violencias. Desde lo individual hacia lo colectivo y viceversa. Por eso, espero que las futuras generaciones continúen reclamando pero por más derechos, más igualdad, y que las masculinidades acompañen nuestros reclamos y se involucren para transformar esta realidad»

Silvana Alcaraz (Secretaria de DDHH y Géneros del SUTEBA Bolívar)

 «Cada 8M nos impulsa a movilizarnos hermanadas en la Organización, mediante la que nos identificamos en la misma lucha por más derechos y por el cumplimiento de los que ya nos pertenecen. Anteriormente, nos unía en el plano local marchar en el Paro Internacional. Desde el año pasado creamos y mantuvimos nuevos espacios de encuentro, arte, música y creatividad; en el que todas somos protagonistas. Me gustaría que los próximos 8M se instalen en cada plaza de barrio para que las mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis, trans y no binaries se sientan convocadxs a expresar el sentido y la reivindicación de esta fecha. Solo sensibilizando y estando organizadas podremos romper con el orden patriarcal, luchando contra la desigualdad de géneros y de clase»

Alicia Corvalán (Trabajadora de la Educación – Sec. de DDHH del SUTEBA Echeverría Ezeiza)

“La lucha más significativa para mí fue acá con las Trabajadoras del Puerto por más derechos laborales. Verlas llegar a una movilización, con la conciencia de que la lucha está en las calles, fue y sigue siendo muy emocionante. Seguimos luchando y acompañando a cada compañera que sufre violencia, unidas y organizadas”

Silvia Molina (Referente del MTL y del Frente de Mujeres de la CTA – CTA Mar y Sierras)

“Tratamos cada día de ayudar a las compañeras que sufren violencia de género, realidad que se exacerbó durante la pandemia y se puso todavía más en evidencia. Imagino un futuro en el que cada vez haya más mujeres trabajadoras, que sean independientes, y que no necesiten estar con nadie para poder vivir la vida”.

Adela Vaca (Movimiento Territorial Agustín Tosco – Frente Barrial CTA)

«El 8M es un día en el cual somos protagonistas. Salimos a la calle para poder cambiar muchas realidades e injusticias de este mundo patriarcal. Para mí es un día triste y alegre a la vez. Triste por todas las mujeres que dejaron esta lucha contra su voluntad, a las que les apagaron su voz. Y alegre por la fuerza colectiva, que dice que somos capaces y que tenemos el derecho a ser libres, que no tenemos que tener miedo y que no estamos solas. Muchas de nosotras sufrimos violencia de género, pero no hace falta haberlo atravesado para sentir el dolor y el sufrimiento de cada compañera que necesita nuestra ayuda. Soñamos con un futuro en el que nuestrxs hijxs puedan volver a sus casas tranquilxs, sin miedo»

Mariela Acosta (Militante de la CTA Mar del Plata)

«Todos los 8M son significativos porque hablamos del trabajo y como trabajadoras. Una de las movilizaciones que más me impactó en lo personal fue la del asesinato de Úrsula, por la desidia y por las 18 denuncias hechas previamente. Por eso creo tan necesaria la despatriarcalización de la sociedad, donde todes nos involucremos. Este 2022, estar nuevamente en las calles con este Paro Internacional Feminista es estar con las que no tienen voz, con las más vulnerables. Por eso tenemos que estar ahí. Este 8M también es significativo porque la deuda sigue siendo con nosotras»

Ruth Sahonero (Referente de Géneros de la Matanza y Secretaria de Géneros e Igualdad de Oportunidades de la AJB Buenos Aires)

“La movilización que más me convoca es la del 8M, me gusta mucho la mística que se genera, sobre todo la ausencia en nuestros puestos de trabajo y luego la irrupción en la calle, de todas juntas. Nuestro trabajo mueve al mundo, en las Escuelas, en los Sindicatos, en los negocios, en donde sea. Recuerdo el año 2019: nos costaba mucho llevar la bandera, el viento era muy hostil, pero igual nosotras seguíamos avanzando. En ese momento, para el gobierno macrista éramos todo lo que estaba mal: mujeres, organizadas y sindicalistas… Pero, al igual que contra el viento, nosotras seguimos avanzando”

Marcela Prada (Docente y Delegada del SUTEBA Avellaneda)

“Mis mejores recuerdos del 8M fueron desde que impulsamos la Secretaría en nuestro Sindicato. El 8M del 2018 fue un punto de inflexión ya que coordinamos más articuladamente con otras Trabajadoras y Organizaciones del distrito. Lo que nos une a las mujeres del mundo es nuestra vulnerabilidad frente a la violencia patriarcal en sus diversas modalidades y la lucha por desmontar ese orden. Esa lucha es la que sostenemos cada 8M, haciendo propio el lema desde las organizaciones de las mujeres trabajadoras, reconociendo la memoria de todas las luchas feministas y transgéneros que atravesaron la historia, como así también las de las clases trabajadoras. Queremos cambiar el mundo y nada nos va a hacer bajar los brazos»

Noemí Vanegas (Profesora – Secretaria de Igualdad de Géneros y Diversidad del SUTEBA Vicente López)

“Desde el CTArte tomamos el 8M como un espacio de intervención artística y política de lucha. En 2019 fue significativo para mí porque no solo me ví movilizada por ser mujer sino también por ser trabajadora. Sostener la bandera del SUTEBA junto a mis compañeras fue sentirme poderosamente parte del colectivo de las mujeres trabajadoras. Imagino los próximos 8M más igualitarios y menos violentos, de celebraciones por las conquistas. Somos la generación de los pañuelos verdes, nos han abrazado y guiado los pañuelos blancos. Espero que mis hijes borden y tejan una red de pañuelos e hilos de colores que les sirva de bandera a la victoria. Por un mundo menos violento donde quepan todos y todas, en el que la justicia social, la ESI y la perspectiva feminista sean la trama que nos contenga”

Daniela Sposato (Profesora de Educación Física – Militante de la CTA de lxs Trabajadorxs)

Nuestras voces unidas son nuestro grito colectivo. ¡Sumá la tuya!